Noticias

Fuerte crecimiento a pesar de las difíciles condiciones comerciales

Por 15 febrero, 2021 No Comments

Los ingresos globales combinados superan los 4.000 millones de dólares en un año dominado por una pandemia mundial y difíciles condiciones económicas.

La red de Baker Tilly ha anunciado hoy ingresos globales combinados de 4.040 millones de dólares para el año finalizado el 31 de diciembre de 2020, un 5% más que en 2019 a tipos de cambio constantes. A lo largo del año, la dotación de personal global aumentó a 37.000 personas en 148 territorios, lo que refleja nuestra continua inversión y compromiso con nuestra gente.

Impulsados principalmente por el crecimiento dentro de nuestras firmas miembro existentes, tanto orgánicamente como a través de fusiones y adquisiciones, se registraron sólidos resultados en todas las regiones a pesar de los vientos en contra de la pandemia del Covid-19: América Latina (+6,7%); América del Norte (+5,8%); Asia Pacífico (+4,7%); Europa (+3,9%); y Oriente Medio y África (+2,8%).

Nuestras líneas de servicio tradicionales de auditoría, contabilidad e impuestos obtuvieron buenos resultados, mientras que los servicios de asesoramiento y otros se vieron más directamente afectados por los difíciles entornos comerciales y los efectos de las variaciones regionales. En este contexto, observamos una fuerte demanda de asesoramiento estratégico, de capital humano y digital, ya que los clientes se enfrentan a las consecuencias de Covid-19.

El CEO de la red, Ted Verkade, dijo: «2020 fue un año extraordinario, dominado por una pandemia mundial y unas difíciles condiciones económicas. En todo momento, nuestras firmas miembros mantuvieron su compromiso de tomar decisiones audaces para garantizar, con carácter prioritario, la seguridad de nuestro personal y la continuidad de nuestro apoyo a nuestros clientes y nuestras comunidades en un momento en que nos han necesitado más que nunca. Nuestro compromiso de mantener hoy las conversaciones del mañana nunca ha sido más relevante”.

«Hemos invertido mucho en nuestra red digital en los últimos años, lo que ha permitido a las firmas miembro cambiar al trabajo virtual, a menudo con muy poca antelación, con una interrupción mínima cuando los gobiernos de todo el mundo impusieron cierres y restricciones. Nuestra capacidad de respuesta rápida nos permitió no sólo mantener nuestras capacidades operativas, sino también proporcionar la orientación necesaria para ayudar a las empresas y comunidades a evaluar los impactos de la pandemia y tomar decisiones rápidas para salvaguardar su propio futuro.

«Entramos en 2021 con optimismo. La recuperación será sin duda lenta, y no volveremos nunca, al menos en su totalidad, a la normalidad anterior. Pero con determinación y decisiones audaces estoy seguro de que encontraremos un gran número de oportunidades para un cambio positivo y duradero.»