La aprobación de la reforma tributaria por parte del Congreso después de 17 meses de tramitación, busca recaudar un total de 2.200 millones de dólares al año y ha sido calificada como progresiva.

Ricardo Guerra,Managing Partner en Baker Tilly Chile Auditores Consultores y Presidente de ASIVA, se refirió sobre el «Tratamiento de los Gastos después de la Reforma Tributaria”.

Puedes ver su participación acá:

La Reforma contempla una serie de medidas en beneficio de las pequeñas y medianas empresas, adultos mayores y personas con menos ingresos:

– Rentas bajas: las personas con ingresos de hasta aproximadamente 650 mil pesos mensuales, obtendrán una exención del Impuesto Global Complementario. Además, aquellos que tengan ingresos de hasta 1.400.000 millones de pesos mensuales tendrán rebaja de un 50% del citado impuesto.

– Pymes: la iniciativa legal simplifica el cumplimiento tributario de las pequeñas y medianas empresas y entrega medidas que facilitan el acceso al financiamiento.

Establece una tasa de impuesto corporativo de 25% y una integración total entre el gravamen personal y corporativo para empresas con ventas anuales hasta 75 mil Unidades de Fomento. Las empresas que superen este umbral tributarán con un 27% y mantendrán una integración parcial de 65% entre la Primera Categoría y el Global Impuesto Complementario.

– Grandes empresas: las grandes compañías, de acuerdo a esta nueva ley, tendrán un único sistema semi integrado con tasa de 27%, eliminando la coexistencia de los tres regímenes actuales (paralelos) que dificultan la administración y el cumplimiento de las obligaciones tributarias.